Cómo sobrevivir a los fuegos artificiales


Mi miedo por los fuegos artificiales ha ido incrementando en cada navidad y año nuevo… Hasta esta navidad =). Mis dueños siempre se preocupaban por mi gran temor a los fuegos artificiales y al horrible ruido que provocan =S; por miedo, suelo meterme detrás de la lavadora de mi casa (un lugar que no es para mi- es muy peligroso), también suelo correr por todas partes hasta encontrar a alguien que me proteja ante el horrible ruido.

Esta Navidad mis dueños me llevaron a pasar Navidad con ellos en la casa de sus abuelitos, todo andaba bien hasta que empezó el primer boom de la noche. Mi dueña me dió unas gotitas para que me relaje pq mi corazoncito andaba a mil por hora, también me puso unos algodones en las orejitas; me calmé un poco pero no del todo. Todos andaban muy preocupados pq no iba a ser una feliz navidad para mi hasta que ENCONTRAMOS LA SOLUCIÓN!!!!

Me armaron un refugio bravazo!! Pusieron mi camita debajo de una escalera de cemento, encima de la cama le pusieron una toalla y unas cajitas (creando como una especie de carpita para mi). Me echaron en mi camita y me quedé seco dormido, era un lugar seguro para mi y lo mejor de todo es que me libré de las horribles gotas y los tampones.

Recomiendo a todos mis patas que NO USEN GOTAS, prueben creando un refugio seguro para sus patas, así mismo no nos dejen solitos si nuestro miedo es intenso. Manténganlos alejados de los lugares peligrosos a los que pueden acceder.

PASOS A TENER EN CUENTA AL ARMAR EL REFUGIO PATUNO

  1. Encuentra un lugar seguro, en el que tu pata se sienta protegido.
  2. Coloca su colcha donde será el lugar del refugio, trata de poner cosas que tengan el olor de tu pata como su camita.
  3. Crea una especie de techo sobre su cama con ayuda de las toallas- no pongas nada pesado sobre la cama o sujetando las colchas porque puede ser peligroso para tu pata. La finalidad es hacer una especie de carpita, para que tu pata se sienta protegido en ese lugar.
  4. Coloca su platito con agua al lado de la “carpita”.
  5. Echa a tu pata en su camita y listo!

Si tu pata sigue asustado colócale unos algodones grandes en los oídos, echa a tu pata en su camita y quedate un ratito a su lado para que se tranquilice. Vigilalo cada cierto tiempo.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s